Consejos para iniciarse en la Fotografía de Bodas

Hoy en día se celebran bodas en cualquier momento del año, aunque la primavera continua siendo la época favorita de la gente para llevar a cabo el gran evento.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España, en el año 2018 se celebraron 163.430 bodas en todo el año.

Así, el número de matrimonios se sitúa en 3,5 por cada 1000 habitantes.

Todas esas parejas necesitan de alguien para inmortalizar este evento tan importante en imágenes.

Esa persona que se encargue de la fotografía puedes ser tu, tanto si te quieres dedicar al mundo de la fotografía de bodas como si te enfrentas al primer trabajo como fotógrafo de una boda.

Debes saber que si es la primera vez existirán miles de dudas al respecto y, por lo tanto, si no estás lo suficientemente preparado, existen muchas posibilidades de que las cosas no salgan lo suficientemente bien.

En este artículo queremos darte la mayor cantidad de consejos para que eso no ocurra.

Vamos a dejar en otro plano el “posible debate” que se derivaría sobre si es mejor contratar a un fotógrafo con experiencia o alguien “más barato” pero sin la experiencia oportuna.

Por supuesto, si vas a iniciarte debes también hacerte este tipo de preguntas y, eso sí, nunca hacerlo gratis.

En cualquier caso, el primer consejo debería ser que debes ser sincero completamente con los novios y explicarles exactamente el punto en el que te encuentras, y actúar de acuerdo a ello.

Piensa también que no vas a “disfrutar de la boda mientras haces fotos”, sino que vas a “realizar un trabajo con mucho estress por el momento y por la presión que supone deber hacerlo bien y que todo salga perfecto.

El primer consejo debería ser que, a pesar de todas estas “contras”, debes ser optimista, si todo lo preparas bien, todo deberá salir bien.

Antes de lanzarte a ser el “fotógrafo oficial” puedes “rodarte” un poco, colaborando y ayudando a algún profesional o simplemente tomando fotos de una boda a la que te hayan invitado, en ese caso, los novios estarán encantados de tener algunas “imágenes extra” de su evento.

Eso sí, trata de no molestar en cualquiera de esos casos al fotógrafo principal.

  • Planificar y decidir el estilo

En los últimos años la fotografía de bodas ha dejado de ser los típicos “posados” de novios para convertirse en algo con muchísimos más matices dónde el estilo y la personalidad de cada fotógrafo se mezcla con la personalidad de cada pareja creando un producto único en sí mismo.

Hoy en día los reportajes de bodas pueden tener estilos muy diferentes entre si.

Podemos hacer algo “tradicional”, algo “documental” o incluso fotografía artística.

Tener pensado qué tipo de fotógrafo seremos nos ayudará a “trabajarnos” como profesionales y para que los posibles clientes entiendan qué podemos ofrecerles.

A la hora de plantear el evento, debes pensar en si los novios van a posar o no, en qué situaciones lo van a hacer, etc.

Es muy buena idea, y a la par más que necesario hablar y consensuar todos estos aspectos con los novios previamente, lo cual te dará no solo claves para entender cómo quieren y cómo les gustaría las fotos a los novios y te dará la oportunidad de que te conozcan cómo fotógrafo y tú a ellos, ten en cuenta de que, al fin y al cabo, este va a ser un trabajo de dos partes.

  • El equipo a usar.

Pensar en el equipo que vas a utilizar ese día es importantísimo, además, piensa en llevar dos cuerpos de cámara por si una se estropea en el peor momento.

También puedes emplear dos objetivos diferentes en las dos cámaras y “jugar” con ello.

Muchos aconsejan montar en una un gran angular y en la otra un tele corto o medio, pero llevar un zoom de amplio recorrido en una de ellas también es una buena idea, si usas dos (o más) cámaras, una buena idea es que sincronices en todas ellas la fecha y la hora para evitar problemas posteriores.

Lo ideal sería utilizar una cámara, ya sea réflex o sin espejo, que contara con un sensor full frame para poder disparar a altas sensibilidades sin ruido elevado.

Es importante también tener un sistema de enfoque preciso y rápido, para que ninguna toma salga fuera de foco.

En cuanto a objetivos, un 24-70 mm en FF o un 18-50 mm en APS-C, por ejemplo, y un 50 mm de gran luminosidad puede ser lo adecuado.

Ten en cuenta que en las iglesias, por lo general no suele haber mucha luminosidad y no podremos usar el flash, por lo que tener lentes con gran luminosidad nos darán una iluminación más natural.

Todo esto no quiere decir que necesitemos un equipo muy caro, esto sería lo ideal, pero es posible hacer un buen trabajo con un modesto equipo de aficionado.

Lo más importante es que estés familiarizado totalmente con tu material, que sepas en qué condiciones de luz trabaja mejor.

La peor “receta” para una sesión en una boda es probar algo in situ, puede llevarte a echar por tierra todo tu trabajo.

Por supuesto, contar con los necesarios accesorios como tarjetas de memoria, baterías y pilas es más que necesario.

Muchos expertos emplean flashes separados del cuerpo de la cámara, lo que evita los “ojos rojos” y nos da una iluminación menos frontal aunque quizás es recomendable difuminar la luz del flash mediante algún difusor para el flash.

Finalmente, hacerse con una buena bolsa de transporte y con una buena correa de la cámara no está de más, piensa en que este es un trabajo muy duro que va a requerir que pases muchas horas de pie transportando un equipo muchas veces pesado.

Como conclusión, vamos a dejar más consejos generales para iniciarse en el mundo de la fotografía de bodas:

  • Prepara todo con antelación.
  • Organiza un plan de trabajo, desde consensuar el estilo con los novios hasta decidir las localizaciones exactas.
  • Usar el formato RAW, para tener margen de maniobra si los ajustes no fueran los mejores, y a su vez, tener copias en JPEG.
  • Tarjetas de memoria rápidas, ten en cuenta que necesitas rapidez a la hora de guardar el material y seguir trabajando.
  • Si puedes, cuenta con un segundo fotógrafo, ten en cuenta el volumen de trabajo que necesitas y la rapidez necesaria para recopilar todas las imágenes que van ocurriendo.

Si finalmente has decidido poner manos a la obra, esperamos que este artículo te resulte útil y te deseamos toda la suerte del mundo!.

 

Información sacada de: https://www.axarquiahoy.es/consejos-para-iniciarse-en-la-fotografia-de-bodas/