El Mejor Equipo para tomar fotos de una boda

En este artículo vamos a hablar del equipo ideal para hacer fotos en una boda.

Por supuesto, no es esto lo único con lo que podríamos trabajar en una boda, vamos a tratar de exponer lo ideal según la opinión de varios expertos.

A la hora de elegir el cuerpo de la cámara, muchos fotógrafos hablan de la cámara réflex de formato completo como mejor opción.

Es importante la ergonomía y la rapidez que nos prestan este tipo de cámaras, debido al continuo movimiento y traslado de equipo durante la sesión de trabajo y por la necesidad de “captar momentos” que no podemos repetir.

Un buen ejemplo de esto podría ser la Nikon D700.

Si bien es cierto que este tipo de cámaras suelen ser caras, podemos igualmente encontrar ejemplos de este tipo dentro del mercado de segunda mano.

En cuanto a las ópticas muchos fotógrafos hablan de 35 mm y 85 mm como la “pareja perfecta”.

Si contamos con un presupuesto reducido solo tendremos un objetivo y este deberá ser luminoso, con una apertura de 2.8 y debe tener un rango que vaya desde los 24 mm hasta los 70 mm, un zoom 24-70 2.8 presente en multitud de cámaras del mercado.

Si queremos, podemos añadir una óptica 70-200 2.8 aunque debemos valorar el hecho de estar cargando todo el día de trabajo con ello.

En cuanto a ópticas fijas, en el caso de optar por ellas, cómo dijimos antes, la “pareja ideal” sería 35 mm y 85 mm.

Existen profesionales que optan también por 28 mm y 50 mm con buenos resultados, no obstante.

Una parte del equipo que tal vez sea prácticamente de lo más importante es el flash.

Si no disponemos de ninguna luz para realizar la sesión de exteriores porque es de noche, o porque para cortar la tarta apagan todas las luces del restaurante…imagina…

Debemos disponer de al menos un par de ellos, la potencia da un poco igual porque hoy en día con la ISO que disponemos podemos aumentarla mucho pero si nuestro presupuesto nos lo permite yo deberíamos comprar un modelo avanzado.

Si tendremos que tener en cuenta que sea TTL, ya que con el estress de la boda y los cambios de iluminación nos puede venir bien aunque no controlemos la luz de manera natural.

Si quisiéramos ampliar podríamos ir a por un objetivo gran angular de 16 mm con el que podríamos dar un efecto especial a nuestras fotografías.

Por supuesto, debemos pensar en tarjetas de memoria, suficientes en número y también en rapidez a la hora de guardar, si no es así nos podemos ver sin la posibilidad de tomar foto de un “momento importante” al estar aún guardando las fotos anteriores.

Debemos contar con una buena bolsa para transportar todo el equipo así como una buena correa para las cámaras (siempre se aconseja dos cuerpos para evitar “averías inesperadas e inoportunas”.

Y, por supuesto, con material como baterías, pilas en grado suficiente para aguantar todo un día de estresante trabajo.

Aspectos a tener en cuenta.

Algo que debes tener en cuenta es el peso del equipo, piensa durante una sesión de una boda deberás transportar continuamente el equipo y trabajar durante un intervalo de bastantes horas seguidas en el día en cuestión, por lo que mezclar y buscar algo de ligereza en el equipo (siempre que esté dentro de las necesidades) es importante.

Informática.

Pero después del día del evento en si, debemos editar todas las fotografías que hagamos, para ello nos será necesario un ordenador.

Debemos tener un ordenador con suficiente memoria y velocidad para procesar bastantes imágenes, quizás lo ideal sería una placa base ASUS con soporte para discos duras SATA-3, por ejemplo.

Lo importante es el soporte para discos duros grandes y la velocidad en este caso.

En cuanto a los discos duros, lo ideal es tener un sistema de almacenamiento externo con dos discos duros 1 TB para tener copias de seguridad en cada uno de las fotos que almacenamos.

Otro accesorio indispensable es un lector de tarjetas USB con el que descargar nuestras fotografías de las cámaras.

Software.

Para hablar del software que podemos usar podemos hablar de tres herramientas.

Pictool. Con esta herramienta tus clientes podrán hacer una selección de las fotografías desde su casa, es una herramienta que ya funciona en todo tipo de dispositivos actuales como son tabletas y Smartphone.

Puedes subir previamente las imágenes en baja resolución vía online a la aplicación y listo, el cliente recibirá un mail con un enlace a sus fotografías y este marcará las que le gusten y al acabar el programa volverá a mandarte un mail con la selección de las fotos que ha elegido.

Con Albumdraft los clientes pueden hacer la selección definitiva del álbum de fotos definitivo desde su casa.

Para terminar de maquetar el álbum puedes usar Smart álbum, dónde puedes maquetar totalmente el álbum definitivo y dejarlo listo para la entrega definitiva al cliente.

Conclusión final.

Hacerse con todo un equipo profesional para hacer fotografías de bodas no es barato, mucho de lo escrito en este artículo pertenece al campo de “lo ideal” para tener con tiempo y trabajar a buen ritmo, sin embargo, es posible comenzar con un equipo más básico y tratar de ir creciendo poco a poco donde nuestra experiencia con el equipo nos haga saber qué necesitamos en cada momento.

Algo a tener en cuenta es que tal vez lo mejor para sacar rendimiento al equipo que poseamos es conocerlo profundamente, para eso es necesario trabajar mucho con nuestro equipo, hasta saber en qué situaciones se comporta como necesitamos y en qué situaciones precisamos de algo más, es decir, la experiencia se sitúa como uno de los elementos más importantes a la hora de realizar un buen trabajo.

Finalmente, el consejo que más se repite desde expertos es el “keep it simple”, traducido como “hazlo simple”, ves poco a poco conociendo tu equipo e invierte en él a medida que vayas requiriendo más cosas.

 

Fuente: https://www.axarquiahoy.es/el-mejor-equipo-para-tomar-fotos-de-una-boda/